EL BREXIT ES MUCHO PEOR DE LO QUE PARECE.-

EL BREXIT ES MUCHO PEOR DE LO QUE PARECE.-

En el Brexit, se da la típica contradicción entre lo objetivo y lo subjetivo que estamos viendo en las sociedades posburbuja.

La acción es miedica: “El Pisito, La Paguita, La Cartillita, no me los toques… ¡Viva el proteccionismo!”.

Pero la palabra es como muy valiente: “¡Viva el ofertademandismo, muerte a los burócratas!”.

Nos están poniendo cadenas al grito de libertad.

NOS PONEN POBRES (= renta disponible individual insuficiente) AL HACERNOS CREER RICOS (= patrimonio inmobiliario sobrevalorado, que nos posee). Tener dos varas de medir (para la pobreza, la renta, y para la riqueza, el patrimonio) es como te estafa el popularcapitalismo.

Estamos muy impactados con la apología obscena de la “envidioavaricia” que hace Boris Johnson (enlace cortesía de ‘saturno’, en ‘transicionestructural net’):
http://www.theguardian.com/politics/2013/nov/27/boris-johnson-thatcher-greed-good
Se trata de una apología muy cínica. Parte de reconocer que las rentas de la gente han caído. No olvidemos la esencia inmobiliaria del popularcapitalismo:

El Brexit es una argucia desesperada por que la clase media británica empobrecida (renta disponible individual insuficiente) mantenga la sensación de riqueza (patrimonio inmobiliario sobrevalorado). Pero, fuera del corto plazo, es un intento inútil. Se han equivocado. El error es tan palmario que no sería de extrañar que se intentara por todos los medios anular o castrar el separatismo refrendado.

El falsoliberalismo propone el Capitalismo Popular, fundamentalmente inmobiliario, que es un invento falsosocialista. No es una contradicción. Es que falsoliberalismo y falsosocialismo son lo mismo: Tatcher = Felipe. Esto es lo que hizo que el electorado falsosocialista se escindiera en España entre PSOE y Podemos, con la zapa regocijada del Partido Popular. Si la rama indignada del PSOE no se hubiera personificado electoralmente de forma independiente, ya llevaríamos varios meses con un Gobierno del PSOE de mayoría absoluta.

Hay quien dice que poco o nada ha cambiado con la repetición de las elecciones. No es cierto. Primero, el Partido Comunista y Podemos han ido juntos y han obtenido muchos escaños, por lo que el Modelo a Cuatro se ha perfeccionado (cfr. Equilibrio Social, de Heider). En primera ronda, fracasará la investidura del Partido Popular, que no tiene un solo amigo. Los del PSOE y otros partidos que salen por la TV con que la abstención es posible, lo hacen con doblez. En segunda ronda, triunfará el PSOE aliado con Ciudadanos (recuerden que su pacto es “sin fecha de caducidad”, aparte de que es mucho más fácil repactar que pactar ex novo), y con el apoyo activo de tantos votos de IU-Podemos como hagan falta, a la vista de lo que hagan los minipartidos restantes. Nadie va a dejar que el Partido Popular le dé el abrazo del oso y suicidarse, ya sea votando sí o absteniéndose, máxime dada la juventud de las direcciones de los otros tres partidos en equilibrio. El Partido Popular ni siquiera tiene la opción de que Rajoy deje paso a Feijoo: ni tiene tiempo (debería hacerse este fin de semana), ni tiene aritmética parlamentaria. Y, en segundo lugar, esta repetición electoral tiene un elemento crucial que la hace ser totalmente distinta: la cura de humildad de Podemos, ante el “despliegue de maldad insolente” por el miedo popularcapitalistita desencadenado con el Brexit, pero latente por la más que evidencia de Estrangulamiento Financiero Total Final y el límite de las pensiones en boca de todos.

En efecto, está deconstruyéndose el Capitalismo Popular. ¡Ya era hora!

DIES AD QUEM: 02/10/2016

Lo primero que debiera hacer el Gobierno-Sánchez entrante es un gesto en materia inmobiliaria, para probar su verdadera naturaleza estructuraltransicionista.

Gracias por leernos.

Publicado por: pisitófilos creditófagos | 06/28/2016 en 06:52 p.m.
pisitófilos creditófagos

QUÉ GOBIERNO SERÍA EL MEJOR PARA LA TRANSICIÓN ESTRUCTURAL.-

Nunca antes la economía había dependido tanto de la política, o mejor dicho, nunca antes el electoralismo había sido más antisistema (cfr. Brexit y elecciones españolas); no solo por la estructuralidad de la situación sino por lo refractaria a la Transición Estructural que es la mayoría natural.

Tras estas elecciones generales españolas, en las que ha quedado consolidado el Modelo a Cuatro (cfr. Equilibrio Social, de Heider), solo hay dos escenarios:
– en primera ronda, Gobierno del PP; y,
– en segunda ronda, Gobierno del PSOE.

Como el PSOE no es un partido revolucionario y tiene opciones en segunda ronda, no va comprometerse en la primera y va a votar que no al PP. Las opciones del PP en primera ronda quedan, pues, reducidas a que obtenga el apoyo de C’s, PNV y CC.

Es más verosímil que el PP se abstenga en la segunda ronda que el PSOE lo haga en la primera.

Una segunda ronda, el PSOE tiene a su favor cuatro elementos:
– juventud;
– pacto ya suscrito entre PSOE y C’s;
– cura de humildad de P’s; y
– contrapeso de la mayoría absoluta del PP en el Senado

A nosotros, los estructural-transicionistas liberal-auténticos sin más miedos que los estrictamente necesarios, nos vienen bien las dos opciones (PP-C’s en primera ronda y PSOE-C’s-P’s en segunda). Pero hay una diferencia crucial: si gobierna el PP, habrá mucha más violencia (España no tiene la posibilidad de moderar el trance saliéndose de la UE, como ha hecho la mayoría natural británica).

Nosotros partimos de la base de que consideramos (debemos ser muy raritos, je, je) que la economía española no está en un vaivén coyuntural, sino en ESTRANGULAMIENTO FINANCIERO TOTAL FINAL (familias, empresas y Estado, saturados de endeudamiento y esclavos de la política monetaria ultralaxa y la consolidación fiscal). España lleva diez años, tras el Turning Point Inmo-hipotecario en otoño de 2006, negando la evidencia de la estructuralidad de la crisis e intentando inútilmente reanimar el modelo popularcapitalista (1986-2006), asfixiado financieramente por el propio sistema capitalista. Por otra parte, el modelo que sustituye al popularcapitalista agotado, que llamamos Era Cero, está robusteciéndose con los últimos acontecimientos (cfr. muerte de toda expectativa de inflación y tipos de interés).

El sentido común dice que la estructuralidad de la situación requiere un Gobierno con mucho caudal político, toda vez que las medidas estructurales requieren de la cesión mutua de derechos adquiridos y la proliferación de mesas de negociación. Llevamos muchos años repitiendo esta idea sin que nunca nadie haya ni siquiera querido desvirtuarla. Casi todos se han empeñado en políticas anticíclicas convencionales (“de estímulo”), desoyendo el sentido común que nos dice que, en situaciones estructurales, éstas empeoran la situación al aumentar el ahogo financiero.

En 1977 (Pactos de la Moncloa), agotado el Desarrollismo, también había un Modelo a Cuatro (AP, UCD, PSOE y PCE). La situación era estructural, no coyuntural, y se resolvió con un pacto de Estado entre UCD (los blandos del Régimen) y PCE (el gran partido de masas anti-Régimen); en segundo plano quedaron AP (los duros del Régimen) y PSOE (Régimen Bis).

Por su propia naturaleza, toda situación estructural, no coyuntural, se resuelve solo con pactos estructurales.

Un Gobierno del PP (los duros del Régimen Bis), con apoyo de C’s y PNV, no tiene caudal político, ni siquiera posibilidad de pacto de Estado; además hay una cosa muy mala para la Transición Estructural: la amortización de C’s. Solo habría caudal político en un Gobierno del PP si fuera con el apoyo por omisión del PSOE (los blandos del Régimen Bis), lo que es imposible, dadas las expectativas de éste para acceder al poder en segunda ronda.

Un PSOE “ciudadanizado” es funcionalmente la UCD de 1977.

SÁNCHEZ ES SUÁREZ.

Y Pablo Iglesias, Carrillo.

Si no queremos líos, no tenemos más salida que gobierne el PSOE-C’s con el apoyo explícito de P’s. Rivera, de vicepresidente político; Economía y Hacienda, para Sevilla; Garicano, a Trabajo; y el nuevo Ministerio de la Vivienda para alguien de P’s.

Un Gobierno del PP se aferraría a sus políticas de precarización laboral y residencial, en nombre falso del sacrosanto ofertademandismo, de modo que su praxis proteccionista, pisitófila y creditófaga, tendría que ser contrarrestada frontalmente por los perdedores, que pasarían de indignados a cabreados: TODA ESPAÑA, UNA GRAN PLAZA SINTAGMA.

Cuanto más marginado quede P’s, peor para una Transición Estructural ordenada, después de tantos años de parálisis por incredulidad de la mayoría natural ante la firmeza del sistema por librarse del modelo popularcapitalista ochentero.

Lo mismo que decimos de la “victoria”, entre comillas, electoral del PP, cimentada en el miedo de los otrora avariciosos popularcapitalistitas, podemos decirlo de la “victoria” del “Leave” en el Brexit, ese impresentable referéndum separatista que nos empobrece a todos en la eurozona.

Gracias por leernos.

Publicado por: pisitófilos creditófagos | 06/29/2016 en 01:57 p.m.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s