ESTA GUERRA NO TENDRÁ TRATADO DE PAZ.-

ESTA GUERRA NO TENDRÁ TRATADO DE PAZ.-

La Defenestración de Praga, en 1618, significó el inicio de la Guerra de los Treinta Años. Era la época de las cantatas:

Heinrich Schütz, luterano, que estudió Derecho y cuyo suegro era de Hacienda, nació bajo la polifonía de Palestrina, y acabó sus días muy desilusionado.

A mediados de los años 1980, al grito de Todos Capitalistitas, el protestantismo socioliberal/socialdemócrata, de tatchers & felipes, que tenía que resarcirse todavía no sabemos de qué, arrojó por la ventana el concepto canónico de Medios de Producción, e inició una disputa contra el capitalismo por los Medios de Distribución, a la búsqueda de un supuesto Hombre Nuevo.

Pero, como ocurriera en el siglo XVII, en Bohemia y lo que hoy es Alemania, los teóricamente defenestrados siguieron muy vivos y, al cabo de 20 años (otoño-2006), reaccionaron pinchando-derrumbando la burbuja-pirámide generacional de los defenestradores.

Han pasado ya Treinta Años (1986-2016) de la defenestración y la gente no productiva es tan sabedora de que perderá su extracción de rentas que, presa del pánico —y del pacto fáustico—, vota en Reino Unido y España, por ahora, por el Cuanto Peor Mejor, en contra del ortograma capitalista:
– “Virgencita, que me quede como estoy. Y, después de mí, el diluvio”.

Por contra la gente productiva tiene su renta disponible individual en situación de insuficiencia crónica, a cambio de presuntas inversiones hipotéticamente capitalistas (“himbersiones”), a las que se aferra irracionalmente, como a un clavo ardiendo. Está claro: cuanto más pobres somos (Renta), más resistencia al ajuste valorativo de lo poco que tenemos (Patrimonio). Pero solo el reequilibrio de precios relativos inmobiliarios nos sacará de esta pobreza que padecemos; porque, señores, seamos realistas, lo único que está sobrevalorado es lo inmobiliario, que, para la economía productiva, no es inversión sino coste directo o indirecto anidado en los salarios.

La economía productiva ordinaria (Trabajo & Empresa), que es donde se genera toda la Renta, está parasitada por un avejentado platelminto hermafrodita que le roba el nutriente.

Tras la primera alza explosiva de la burbuja (1986-1989), la gente se hacía despedir, pensaba que viviría del “seguro” de desempleo y, luego, del “seguro” de la pensión; y con la indemnización por despido hizo negocios “capitalistitas”:
– pisos y plazas de garaje,
– activos financieros del mercado monetario,
– acciones nuevas en privatizaciones, e
– hipotecas.

Pero esta vez no hay ninguna Paz de Westfalia a la vista.

Hay lo que quieren ellos: Mad Max.

Como sucediera en el siglo XVII, hay dos generaciones (15 más 15 años) que solo han conocido el Capitalismo Popular y, por tanto, creen que es verdad que una vivienda estándar es algo tan valioso que es capaz de concentrar en sí misma la capacidad de ahorro de su vida de una pareja sin hijos. ¡Son los propios hijos de los defenestradores quienes han acabado siendo los verdaderos defenestrados!

Pero esta vez no va a haber ningún pietismo —vuelta a la soledad de uno mismo con la Biblia—, que dé salida a la desilusión y el resentimiento de defenestradores y verdaderos defenestrados. Esta vez va a ser a degüello, sin prisioneros: “write off”, Era Cero y punto final. Una década (2006-2016) es margen de tiempo más que suficiente para que, quien hubiera querido, se hubiera convertido al catolicismo de la economía productiva.

El 02/10/2016, con los Presupuestos-2017 ya en el Parlamento y el Boletín Económico del Banco España de septiembre en la calle, se procederá a la oficialización del ESTRANGULAMIENTO FINANCIERO TOTAL FINAL para arrancar con la POLÍTICA DE RENTAS INTEGRAL ANTI-INMOBILIARIA con que, en lo que queda de Transición Estructural 2025, poder remontar esta burbuja-pirámide generacional. Si es con el PP, es decir, con Unidos-Podemos mandando en la oposición, será más violento que si es con el PSOE, pero será de todas, todas.

Nosotros tenemos a gala mirar más allá. ¿Qué vendrá a continuación? Vendrán conjugados el SEGUNDO RESCATE (crisis de entidades de crédito) y el SEGUNDO PINCHAZO ORDENADO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA, que está decidido, en principio, que sea en 2018, lo que es consistente con el anuncio de hipotéticas Cuestiones de Confianza/Mociones de Censura del Gobierno que salga ahora.

No digan que no fueron avisados.

Hagan lo que ellos. Aprovechen el actual río revuelto para vender todos los inmuebles que les posean y háganse con la máxima liquidez posible.

Es el último tren. Después solo existirá la Bolsa. Lo demás:

Gracias por leernos.

Publicado por: pisitófilos creditófagos | 07/02/2016 en 01:24 p.m.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s