El MIEDO lo inunda todo.

(Después del escarmiento de la burbuja inmobiliaria y de las innumerables estafas que orbitan en torno a ella, desde la Filatelia Financiera hasta Manos Limpias, el público ya no se cree nada, especialmente en cuanto a liturgia de la palabra —políticas de comunicación y opiniones de expertos—, pero también en cuanto a las estadísticas —PIB, Empleo, Precios, Exportaciones, Turismo—. El MIEDO lo inunda todo. Nosotros estamos muy, muy asustados. La última es que funcione la patraña de que “los precios de los inmuebles suben porque se están utilizando como refugio”. ¿De refugio de qué? ¿Dónde está la pérdida de valor de su antagónico, el dinero?)

COORDENADAS POLÍTICAS.-

Se nos pregunta por nuestras coordenadas políticas. No se entiende que digamos que somos liberales auténticos, católicos y, por tanto, comunistoides, y para, más inri, que estemos a favor de la Casa Real en la Jefatura del Estado.

En honor a Gustavo Bueno, q.e.p.d., permítansenos los siguientes cinco enlaces:

http://symploke.trujaman.org/Izquierda_liberal

http://symploke.trujaman.org/Derecha_liberal

http://www.fgbueno.es/med/res011.htm

http://nodulo.org/ec/2015/n161p02.htm

http://www.fgbueno.es/hem/1998q19.htm

El Liberalismo con mayúscula (No-Conservadurismo) es “de izquierdas”. La Izquierda Liberal (Cortes de Cádiz y libertadores hispanoamericanos, como Bolívar, y hoy en día, el del Movimiento Indignado) es la segunda generación de las izquierdas, posterior cronológicamente a la Izquierda Jacobina (Revolución Francesa), pero anterior a las Izquierdas Anarquista, Socialista y Comunista, por ese orden. En este sentido, nosotros tenemos que reconocer que somos “de izquierdas”. El llamado liberalismo “de derechas” es mero conservadurismo reactivo al Liberalismo auténtico (del mismo modo, la izquierda conservadora no es tal).

Ser comunistoide se debe no solo al espíritu liberal auténtico histórico del siglo XIX. También tiene que ver con el Concilio Vaticano II. Pero sobre todo tiene que ver con el anti-popularcapitalismo. El Capitalismo Popular (reparto del Capital al pueblo) se sembró en la Segunda Internacional, cuando los ‘socialistas’ echaron de su seno a los ‘comunistas’ y proclamaron el objetivo del “todos capitalistitas”, aparte de traicionar el internacionalismo —estaba cebándose la bomba de la Primera Guerra Mundial—. De aquellos polvos popularcapitalistas vinieron en los 1980 los lodos de la burbuja-pirámide generacional inmobiliaria, que lleva esclavizadas hasta el momento a dos generaciones, y va a por la tercera (hay que ser idiota para tener 30 años, haber quedado indultado de la burbuja inmobiliaria madre, al proceder las autoridades a su pinchazo ordenado, pero caer en el espejismo de reburbuja que estamos viviendo).

Finalmente, el Liberalismo conecta en línea recta con el Libre Albedrío, frente al determinismo protestante. Y como somos españoles jurídico políticos, nada de étnico-culturales, estamos con la Casa Real porque viene en el “pack” español jurídico-político junto con la Reconquista, la Cristianización de América y la Contrarreforma, las tres grandes aportaciones españolas a la historia, aparte de Velázquez, Goya, la paella y el guitarreo flamenco.

Nosotros somos liberal-católico-‘comunistas’-monárquicos porque somos posmodernos, nada horteras y estamos hartos de que los que se supone que son de los nuestros son los que más por el trasero nos dan, perdón por la expresión.

Gracias por leernos.

P.S.: Dejamos de postear por ahí. Ha pasado el verano. Vuelve la calma.

Anuncios

2 comentarios en “El MIEDO lo inunda todo.

  1. El liberalismo es lo que tenemos y hemos tenido en España desde hace 40 años. Consiste en liberalizar las condiciones económicas y sociales de los demás, esclavizar, y en manipular lo público al servicio de los amos del dinero. Es cierto, el comunismo y el liberalismo siempre han ido de la mano. No son nada católicos. Liberalismo y comunismo son anticristianos y están condenados por la Iglesia. Por otra parte los “libertadores” “americanos” eran masones y ,por tanto, radicalmente anticristianos y antiespañoles al servicio de la Pérfida Albión. Desde entonces la América Hispana cayó bajo las garras de la peor oligarquía esquilmándola hasta la saciedad y no han levantado cabeza. La Jefatura del Estado actual (España en descomposición en todos los aspectos) es la antítesis de la gloriosa Monarquía Hispánica (Contrarreforma, Evangelización y Conquista de América y Reconquista).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s