DEBATE SOBRE EL ESTADO DE «EL PISITO»: REBURBUJA & REPINCHAZO.

(El calamar es un animal muy literario: tiene tinta y pluma. Leyendo el magnífico artículo de Alexis Ortega sobre la tinta de calamar con la que las autoridades monetarias escriben su literatura para defenderse, nos damos cuenta de que hay muy poca o nula «presión inflacionaria» en la economía, pero mucha «presión proinflacionaria» en los superendeudados y plazofijistas, que son legión en la sociedad pospopularcapitalista. En efecto, las autoridades utilizan la táctica del calamar para huir —y seguir ellas a lo suyo—, dejándote enredado con la bonita tinta de la «retórica de los estímulos». Pero la política monetaria actual no tiene que ver con la gestión de ningún vaivén coyuntural. Se explica por problemas estructurales, que están muy lejos de resolverse y que tienen en su núcleo la sobrevaloración inmobiliaria.)

20160913

LA MEDICINA ANTIBURBUJA ES FISCAL, NO MONETARIA.-

Ciertamente, como decía Mao, el Capitalismo es un tigre de papel.

Basta con calentarle los antimercados inmobiliarios con media docena de operaciones para avivar la avaricia del pueblo «capitalistita» y, así, agudizar sus contradicciones y acercar su «colapso» (término puesto de moda por el PCCh, precisamente):
http://www.zerohedge.com/news/2016-09-12/australian-home-prices

En España, ni siquiera ha hecho falta quedar pillados. Probablemente habría un pacto de recompra «cantabrón» condicionado a qué sé yo:
http://cincodias.com/cincodias/2016/07/20/economia/1468995303_718949.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Wang_Jianlin
– «His father fought for Mao Zedong’s People’s Liberation Army during the Long March»;
– «In 1976, he joined the Communist Party of China»;
– «After sixteen years in the People’s Liberation Army, Wang started working as the Office Administrator for the Xigang District in the city of Dalian»;
– «Wang is a delegate to the Chinese National People’s Congress».

Wang Jianlin y su gente parecen Sheldon Adelson y su gente, pero no tienen absolutamente nada que ver. Son lo contrario.
http://www.abc.es/internacional/abci-magnate-eurovegas-sheldon-adelson-muestra-apoyo-trump-201605070425_noticia.html

Rusia sí tiene sistema capitalista, aunque sui generis. Pero el sistema de la República Popular de China es de Planificación Central, encima, hoy por hoy, orientado a la producción de «mercancías para la exportación» a precios internacionales irrisorios. Esto no lo olvidéis nunca.

Tampoco olvidéis que, después de la burbuja, el mercado inmobiliario es un «antimercado» —precios y demanda no tienen dinámicas contrapuestas y se realimentan—, de modo que el discurso «leydeofertademandista», de inspiración clásica y neoclásica, es sólo grandilocuencia hueca, máxime en un país comunista. El que pique con la palabrería «de mercado» china, que se lo haga ver:
http://www.chinadaily.com.cn/business/2016-09/08/content_26739033.htm

China, en el mejor de los casos, está haciendo lo que antaño hacían las economías árabes petroleras con su Ahorro: colocarlo fuera para diversificar y prepararse para el día después. La diferencia no es tanta porque los países árabes sólo tienen sistema capitalista nominalmente. No obstante, en mi modesta opinión, la Inversión Exterior china es mejor en todos los sentidos.

Lo importante de los casos Vancouver y Australia es, respectivamente, que el control y administración de la Reburbuja & Repinchazo se hace solo con la fiscalidad y que no hacerlo conduce al «colapso».

ESPAÑA SOLO TIENE UNA OPCIÓN: PONER A TRIBUTAR LA MATERIA IMPONIBLE INMOBILIARIA.

Gracias por leernos.

pisitófilos creditófagos

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE «EL PISITO»: REBURBUJA & REPINCHAZO.-

Lo peor que podía pasar, ha pasado: las economías pospopularcapitalistas han reinflando sus burbujas inmobiliarias.

Por cortesía de «visillófilas creditófagas»:
http://9640-presscdn-0-28.pagely.netdna-cdn.com/wp-content/uploads/2016/02/US-Home-Price-Index-in-Another-Bubble.gif
http://www.economicshelp.org/wp-content/uploads/2015/12/house-prices-since-52.png
http://www.mikestewart.ca/wp-content/uploads/2016/02/January-1977-to-2016-REBGV-Price-Chart-Mike-Stewart-Vancouver-Realtor.jpg )

Que empiece a propagarse la noticia de que estamos ante la recidiva de la burbuja popularcapitalista de los 1980 («Reburbuja») es, en sí mismo, el gran indicador anticipado de su pinchazo («Repinchazo»).

La situación es grave porque ahora ya no hay tanto colchón financiero para administrar el ajuste valorativo, especialmente en algunos países como España, y todos saben que la posibilidad de velar los ajustes mediante inflación es nula.

Y cunde el miedo. Aunque se actúa cínica e irresponsablemente como si no pasara nada.

El mejor ejemplo es el Brexit. Hay que estar muy enfermo para presentar como inocuo y lo más lógico y normal de mundo que el Reino Unido abandone el proyecto histórico de la Unión Europea. Pero los ejemplos son muchos. Es muy reveladora la simpleza con la que las mayorías naturales de los países concernidos por la Reburbuja están adoptando posiciones políticas retorcidas. También tenemos cómo la buena noticia del petróleo circunstancialmente barato se publicita como mala.

Pero lo peor es la facilidad pasmosa con la que se ha instalado en el imaginario colectivo que urge «protegerse» de la deflación deshaciéndose uno de su dinero y «parapetarse» contra los bajísimos tipos de interés comprando viviendas alquilables. Hasta el más ignorante debiera saber que la deflación es la caída general del nivel de precios y, por tanto, significa ganancia de poder adquisitivo del dinero. También debiera saber que no hay demografía ni Renta ni holgura fiscal para tanta expectativa de rentas inmobiliarias y que a la banca no le gusta la idea de no ser ella quien saque partido de la situación.

¿Qué va a pasar con el endeudamiento de bancos y grandes empresas? El Pinchazo se abordó con un «rescue» o «bailout» financiado por el contribuyente. ¿Puede ahora el contribuyente financiar el Repinchazo o vamos en línea recta al «bail-in», en el que los superprestamistas de las entidades en apuros —bonistas y depositantes— van a ser obligados a participar en el rescate —los accionistas ya lo están siendo—?

¡El recelo que conduce a brexits, trumps, le-pens, rajoys e «himbersiones» es, además del miedo a perder la bicoca de la distribución popularcapitalista de la Renta, el terror a un «bail-in» generalizado!

¿Es verdad que las economías occidentales están en un proceso de «colapso gradual», como dice el Partido Comunista de la República Popular China?

Estamos muy, muy asustados y nadie nos echa cuenta. Antes al contrario, como sucediera cuando la Burbuja madre, abunda la jactancia con «plenos empleos», «cotizaciones» inmobiliarias e hipotético margen de las autoridades monetarias para abandonar supuestos estímulos, y nos corren a gorrazos a quienes hablamos con la franqueza de El Ortograma.

Estamos a tres semanas de la oficialización en España del Estrangulamiento Financiero Total Final y esto no pinta nada bien, señores.

Gracias por leernos.

pisitófilos creditófagos

(No se crean nunca el dato-PIB.
Comprueben cómo se revisa siempre para dar la mala noticia a toro pasado.
Última revisión, en esta misma mañana:
http://www.ine.es/prensa/np986.pdf
Recuerden que «Remuneración de los asalariados» incluye las pensiones; y «Excedente de explotación», los alquileres.
Finalmente, No todas las estimaciones tienen el mismo grado de credibilidad.
En los datos de 2015, rechina especialmente:
– Consumo de AAPP
– Formación Bruta Capital
– Importaciones
– Industria
– Actividades profesionales )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s