CONCEPTOS CAMBIARIOS BÁSICOS

LAS FANTASÍAS REINFLACIONISTAS MORIRÁN CON EL REPINCHAZO 2018.-

Las expectativas al alza de precios del petróleo para lo único que van a servir es para mejorar la cotización en Bolsa de las maltrechas empresas del sector. Olvidaos de efectos reinflacionarios.

Fijaos cómo de inmenso es el iceberg deflacionario en las economías occidentales que, desde que pinchó la burbuja inmobiliaria, la inflación está muerta a pesar de la ingente inflación que empotró y del posterior aumento de la oferta monetaria más grande de la historia —con los tipos de interés de intervención ¡a cero o negativos!, los bancos integrados de hecho en los bancos centrales y éstos comprando títulos de deuda pública y privada en cantidades nunca vistas—.

No es por causa del comercio internacional —China, etc. producen todo más barato y cada vez mejor—, como cacarean los proteccionistas. Es la Deflación por Deudas.

Decid con el corazón en la mano si operaciones como colocar al pingüino Oswald Cobblepot y media docena de «spectreros» al mando de un trozo del sector público administrativo occidental, van a poder revertir esta situación. Desde luego, con abracadabras, no. Con una guerra mundial, incluso de perfil bajo, sí se podría. Pero la perderíamos. Ni «great again», ni leches.

¿Por qué los mandamases monetarios dicen que una subida de tipos de interés de intervención provocará una revaluación cambiaria —caída del nivel de tipos de cambio de las divisas—, con gran dolor para los exportadores, cuando saben que, no demasiado después, lo que habrá es una «gozosa» devaluación? ¿No será que están haciendo ver a los miopes que no van a subir los tipos de interés de intervención o que lo va a hacer decepcionantemente?

Los bancos centrales occidentales, en las economías burbujeadas, no suben los tipos de interés de intervención porque no pueden. La buena noticia es que están teniendo éxito en el establecimiento de la Era Cero.

No hay trampas monetario-cambiarias que tengan tracción suficiente para devolver a la vida el extinto modelo popularcapitalista, trasmutado en el sonrojante villanocapitalismo que contemplamos asustadísimos.

Hércules entre el vicio y la virtud:
http://images.slideplayer.es/17/5439453/slides/slide_2.jpg
http://image.slidesharecdn.com/2-museohermitage-sanpetersburgo-pintura-siglosxvii-xviii-120112120130-phpapp01/95/2-museo-hermitage-san-petersburgo-pintura-siglos-xviixviii-58-728.jpg?cb=1326370564

SOLO HAY UN CAMINO: POLÍTICA INTEGRAL DE RENTAS CON REPRESIÓN DEL RENTISMO IMPRODUCTIVO INMOBILIARIO.

¡Qué buena noticia es esta!:
http://www.expansion.com/empresas/inmobiliario/2016/11/30/583f2b59468aeb0f2c8b45a0.html
– «La Comisión de Fomento ha pedido al Gobierno que apruebe cuanto antes un nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que promueva el alquiler de pisos desocupados».
(Tengan en cuenta que, en las rebajas, siempre se empieza sacando a la venta lo que menos valor comercial tiene.)

Gracias por leernos.

CONCEPTOS CAMBIARIOS BÁSICOS.-

– TIPO DE CAMBIO.- ¿Una unidad de cada divisa —moneda extranjera—, a cuántas unidades de la moneda base equivale? El tipo de cambio es el precio de una divisa expresado en moneda base. Los tipos de cambio se asemejan a una carta de menú de restorán, en la que cada plato —cada unidad de divisa— tiene asociada, aparte de una bandera nacional, un importe distinto en moneda base. En puridad, no habría que decir «tipo de cambio», en singular y a secas, sino tipos de cambio, en plural, añadiendo «de las divisas».

– FORMATO FOREX (Foreign Exchange).- «Divisa/Moneda_Base = X»; «1 Divisa = X Moneda_Base». Estando involucrado el dólar norteamericano, predomina la visión norteamericana del formato, es decir, con el dólar norteamericano como moneda base (v. gr. EUR/USD); para quienes su moneda no es esta, tiene la ventaja de que las series y gráficos cronológicos representados son descendentes si hay devaluación de la moneda propia y ascendentes si hay revaluación.

– TIPO DE CAMBIO EFECTIVO REAL.- Índice elaborado por la autoridad monetaria que expresa el tipo de cambio de un conjunto de divisas en relación con su moneda base, ponderando: a) las relaciones comerciales; y b) el diferencial de inflación.

– DETERMINANTES FINANCIEROS DEL TIPO DE CAMBIO.- Por orden de profundidad:
. Inflación
. Tipos de interés
. Circulación de capitales

– PARIDAD DE PODER DE COMPRA (Purchasing Power Parity, ‘PPP’).- Es una teoría según la cual, a largo plazo, el tipo de cambio entre dos monedas tiende a ser el que iguala el poder de compra de éstas («Índice Big Mac»: los diferenciales de precios internacionales de la famosa hamburguesa estandarizada contienen información acerca del valor relativo de las divisas). La teoría PPP no sirve para explicar las fluctuaciones en los mercados de divisas a corto plazo.

– PARIDAD DE TIPOS DE INTERÉS.- Es una teoría según la cual, en condiciones de libertad de circulación de capitales, el tipo de cambio de equilibrio entre dos monedas es el que iguala la rentabilidad de los activos financieros sustituibles —misma clase, plazo, riesgo, etc.— denominados en cada una de ellas.

– RELACIÓN REAL DE INTERCAMBIO.- Cociente entre el índice del precio de las exportaciones y el de las importaciones, tomando como unidad de medida la moneda base. Por ejemplo, España, que no tiene petróleo, ve mejorar su RRI si éste se abarata en euros.

– «CARRY TRADE».- Se toma a corto o a largo plazo en una moneda y, a la vez, se da en otra distinta a largo o a corto plazo, respectivamente.

– «HOT MONEY».- Flujo internacional de dinero que persigue beneficiarse a corto plazo de los diferenciales de tipos de cambio y de interés.

– OPERACIONES INVISIBLES.- Flujo internacional de dinero —pagos/cobros— desvinculado de operaciones comerciales —exportaciones/importaciones—.

– DEVALUACIÓN Y DEPRECIACIÓN.- Se escucha: «Los mercados deprecian y el Estado —soberano monetario— devalúa». Y también: «Se dice depreciación cuando los tipos de cambio son flexibles, y devaluación cuando son fijos, es decir, establecidos por el Estado». Pero, en la práctica, hoy los dos términos se utilizan indistintamente. El concepto de devaluación proviene de cuando las monedas se medían con el oro —Patrón Oro—: devaluar consistía en reducir la paridad-oro de la moneda, es decir, fijar un precio mas alto al oro en términos de la moneda base.

– DEVALUACIÓN COMPETITIVA («Guerra de divisas»).- Es el abaratamiento intencional de la moneda propia, y consiguiente encarecimiento de las divisas, con finalidad expansiva de la producción interior, sustituyendo importaciones y estimulando exportaciones. No obstante, las devaluaciones, aparte de ser impopulares, pueden resultar contractivas mientras no reacciona la producción interior, lo que suele ocurrir a corto plazo.

Gracias por leernos.

P.S.: Se ruegan críticas a estos textos, aparte de aportaciones a esta ficha supersintética. Ya nos hubiera gustado a nosotros tener algo parecido cuando empezábamos, hace décadas.

INMANENCIA VS. TRASCENDENCIA.-

El neofascismo popularcapitalista —que es como debemos llamar a la patología a la que pertenece el síndrome brexitrumpista— es parte del repliegue general individualista:
– «Me importo yo. Lo de fuera, que le den».

En versión light:
– «El mundo da asco. Pero lo mío, no».

Mero inmanentismo. Mero Pensamiento Pabloescobargaviriano. Mera Economía de Mercadillo.

Tiene mucho que ver con el subjetivismo valorativo de la burbuja, según el cual las cosas no tienen valor objetivo, sino que ‘valen’ «lo que la gente está dispuesta a pagar», es decir, lo que se le antoje a la representación mental de cada cual.

Y van y, con rabia, te escupen situando a un antisistema, pisitófilo y creditófago, grosero y jactancioso, para ocupar el puesto de jefe del Gobierno de EEUU.

Tenemos un problema. La Mayoría Natural popularcapitalista hiede en descomposición.

¿Qué va a pasar?

Nosotros lo tenemos claro. No va a pasar nada que no sea que siga su curso la Transición Estructural del Populacapitalismo a la Era Cero.

El tren no va a descarrilar.

Y su velocidad no es tan modificable como creen algunos, dado el estrangulamiento financiero. Es más, los propios popularcapitalistas pueden pagar muy caros los experimentos que hagan para intentar frenarlo —v. gr., la Re-Congelación de la Sareb contraria al Ortograma, ordenada esta semana por el Gobierno conservadorita, de acuerdo con su estrategia política: que la culpa del Re-Rescate que viene la tengan los demás y que el espectro político se reduzca a él o, si no, el populismo ultraizquierdoso—.

Como LA REINFLACIÓN-EEUU SERÍA MÁS DESINFLACIÓN-ESPAÑA, los estructuraltransicionistas estamos deseando que la economía norteamericana intente reinflacionarse. La mala noticia solo es que el ambiente dentro de nuestro tren será más puta mierda de lo que es, perdón por la expresión.

Una vez desahogados, vayamos a lo que toca.

¿Debemos ver cambios importantes, de fondo, en el hecho de que los mercados, tras el «Jumping Jack Trump»,
https://www.youtube.com/watch?v=G_TrD7F1FXc
hayan inmediatamente encarecido el dólar norteamericano?

No. No hay cambios de fondo. Lo que hemos visto solo es cómo los mercados, infestados de operadores desesperados, reaccionan a bote pronto ante los «jumping-jack-trumpedos»; y nos ha sorprendido ver que lo hacen muy distinto a los «jumping-jack-brexiteructos» (ya que sale, ayer un experto en propiedad intelectual e industrial me dijo que, en esta materia, un brexit de verdad es prácticamente imposible).

No nos dejemos obnubilar por la aparente divergencia observada entre:
– las presuntas expectativas de inflación y de mayores tipos de interés en EEUU —ya veremos cuándo y en cuánto—; y
– el abaratamiento ya de las divisas para los norteamericanos.

Una reinflación en EEUU que no fuera simbólica sino relevante para su economía, solo puede darse aceptando un dólar devaluado de verdad —un euro, dos dólares—, en una espiral de subida de tipos de interés mundial y sustancial —nada de décimas—, con el dinero fluyendo enloquecido de una zona monetaria a otra, a golpe de decisiones suicidio-competetitivas bancocentralistas. Escenario absurdo, según nuestro leal saber y entender, dado el hiperendeudamiento. La Era Cero es ineludible.

Ahora bien, ya puestos, lo que debieran hacer en EEUU es intentar cuantas más «cobblepotadas» mejor, para gozar nosotros viéndonos en el Paraíso, con el Señor, a diferencia de los ladrones malos pisitófilos creditófagos, cuyo resentimiento de perdedores está amargándonos la fiesta de la Transición Estructural 2025, la verdadera Resurrección —nada de resucitación—.

Nosotros, con el Papa Francisco, estamos por la transcendencia, no por la inmanencia.

Gracias por leernos.

pisitófilos creditófagos

DESDE LOS 1980, LOS TRABAJADORES Y EMPRENDEDORES NO PUEDEN FINANCIAR RAZONABLEMENTE UNA VIDA DE CLASE MEDIA POR CULPA DE LA EXTRACCIÓN IMPRODUCTIVA DE RENTAS.-

En esta economía de trabajo escaso y vivienda cara, en que degenerado el modelo popularcapitalista, solo hay gloria para caseros, pensionistas de lujo, plazofijistas y superasalariados. Tu salario y tu beneficio empresarial son una mierda, perdón por la expresión, porque antes hay que honrar a los gloriosos triunfadores de la extracción improductiva de rentas.

No seamos ingenuos. El «villanocapitalismo» ha tomado el relevo del popularcapitalismo ochentero. Occidente se ha llenado de «cobblepots» y sicarios de «Spectre» (Special Executive for Counter-intelligence, Terrorism, Revenge and Extortion), y tú no eres ni ningún superhéroe, ni ningún superagente:
– «En los últimos 30 años ha surgido una ‘superclase’ que ejerce un poder económico relativo incluso mayor que los de los capitalistas sin escrúpulos del siglo XIX» (J. Bradford DeLong).
http://economia.elpais.com/economia/2016/12/01/actualidad/1480611564_815777.html

La relación entre inflación, tipos de interés y tipos de cambio resume toda la economía. Centrémonos en ello, por favor. Ahí está la clave para saber qué va a pasar en los años que nos quedan por vivir. Hablemos de ello con valentía. No tenemos ninguna servidumbre académica.

Según nuestro leal saber y entender, hay que partir necesariamente de la distinción entre el largo y el corto plazo.

A largo plazo, es fácil, estamos todos de acuerdo y está contrastado: el Capital (Activo menos Pasivo), ya sea bajo el sistema capitalista, ya bajo el socialista, es incompatible con la inflación (alza generalizada de precios), o lo que es lo mismo, con la pérdida del poder adquisitivo del dinero. A largo plazo, se impone, pues, la estabilidad de precios, como muy bien se recoge expresamente en todas las declaraciones fundamentales de política económica del mundo:
http://www.bde.es/bde/es/areas/polimone/politica/Los_beneficios_d/Los_beneficios__33560642abac821.html

Inflación a largo plazo significa destrucción del dinero vigente y su sustitución por otro dinero, exactamente lo contrario de lo que pretende todo soberano monetario.

La estabilidad de precios conlleva la de tipos de interés —precio del dinero— y la de tipos de cambio —precio de las divisas—.

LA ERA CERO ES ESTABILIDAD MONETARIO-CAMBIARIA PRESERVADORA DEL CAPITAL, POR TANTO, A NIVELES BAJOS O MUY BAJOS DE INFLACIÓN.

Imaginemos que determinada zona monetaria se sale, o anuncia que se va a salir, del guión capitalista, es decir, del ortograma «eraceroísta»; proclama que va a reinflacionarse, encerrándose en sí misma y que subirá aposta su nivel de tipos de interés; y culmina entonando un «jodeos» a la neofascista, retratándose dando risotadas . Es decir, imaginemos lo que está sucediendo tristemente en el mundo anglosajón: la táctica del avestruz, ante la imparable alianza chino-rusa.

En principio, puede que se genere un flujo de «hot money» hacia el área monetaria aventurera, con el consiguiente encarecimiento de su moneda. Pero se trata de un movimiento a corto plazo. Conforme avanza el proceso, lo ganado con los tipos de interés por los leones lo irán perdiendo las gacelas vía tipos de cambio, hasta un nuevo equilibrio. Al final del proceso, la economía del experimiento habrá perdido la Renta que no haya ganado aumentando voluntaristamente su productividad. Pero eso será así si el resto de áreas monetarias no hacen exactamente la misma tontada y, entonces, se viva una orgía suicida de menosprecio general por todos los dineros, para mayor gloria de no sabemos qué —por mucho que a algunos les pese, ni el oro, ni los ladrillos sirven como dinero—.

Este escenario es muy improbable, entre otras razones, por la sencilla razón de que, en las demás áreas monetarias, lo inteligente no es copiar el experimento reinflacionista sino dejar que los aventureros se la peguen, como estamos viendo en la UE en relación con el brexit. Pensando mal, lo lógico es que las demás áreas monetarias —China— aprovechen la debilidad para avivar el proceso con devaluaciones adicionales discrecionales.

Reflexionemos sobre la muy distinta persectiva del euro en relación con el dólar norteamericano. El mundo está anegado de dólares desde que, a principios de los 1970, se enterrara definitivamente el statu quo de Bretón Woods-1944. EL POTENCIAL DEVALUACIONISTA DEL DÓLAR ES INMENSO; CON EL EURO PASA EXACTAMENTE LO CONTRARIO. El euro no es moneda imperial. Está contrapuesto al dólar. Compite con él. Con el antagonismo dólar-yuan solo explicamos la mitad del fanfarroneo brexitrumpista. Para completar la explicación tenemos que conjugarlo con la contradicción dólar-euro.

A largo plazo, todo el bacalao está vendido. Si los dólares pierden poder adquisitivo —trampa monetaria para rebajar las deudas denominadas en dólares—, los euros lo ganarán. LA REINFLACIÓN-EEUU ES DESINFLACIÓN-UE.

Recordemos el iceberg deflacionario que traen consigo la globalización y la tecnología, aunque no quieran verlo los «himbersores», con sus ladrillos y su extracción improductiva de rentas, rentas que tienes que generar tú trabajando o emprendiendo. Añadan la deflación por la hiperdeuda popularcapitalista —Fisher—.

¿El brexitrumpismo es buena noticia para nosotros, los estructuraltransicionistas europeos? Sí. Aunque sean irrealizables las fantasías reinflacionistas que vergonzantemente está exhibiendo el neofascismo anglosajonoide, que pierda fuerza la contemporización conservadorita en beneficio de estos energúmenos es buenísimo para el cambio de modelo.

Fíjense en España. Nadie se cree nada ya. La última es el Real Decreto-ley 4/2016, de 2 de diciembre, de medidas urgentes en materia financiera, que modifica la Ley 9/2012, que instrumentó la intervención-UE tras el Memorandum de Entendimiento. Sin perjuicio de lo que se ordena para el Mecanismo Único de Resolución y los dos años de prórroga a los iniciales cinco que tenía el FROB para sus desinversiones, la bomba es el cambio contable que se introduce en la SAREB, aparte del reconocimiento explícito de que no se trata de un banco malo sino de un fondo meramente congelador —eufemísiticamente, «mandato de desinversión a largo plazo», desafortunadamente enturbiado, ¡vaya por Dios!, por la obligación de registro de «minusvalías resultantes de la aplicación de la normativa contable»—. Lo tienen aquí (disposición adicional séptima, apartado 10, letra c):
https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2012-14062

Se lee:
– «Las correcciones valorativas (…) se reconocerán en el balance (…) con cargo a una cuenta del epígrafe “Ajustes por cambio de valor”, dentro del Patrimonio Neto. El saldo deudor [pérdidas]de esta cuenta se imputará a la cuenta de pérdidas y ganancias cuando el resultado del ejercicio sea positivo, por la totalidad de este importe. (…) Los ajustes a que se refiere el párrafo anterior pendientes de imputar a la cuenta de pérdidas y ganancias no se considerarán patrimonio neto a los efectos de la reducción obligatoria de capital social y de la disolución obligatoria por pérdidas, de acuerdo con lo dispuesto en la regulación legal de las sociedades de capital».

Veamos:
– sí, aplicamos la «normativa contable» impuesta por la UE, etc., ¡vale!, «pero nuestros inmuebles valen un potosí, como demostraremos con los ganancias que obtendremos cuando los vendamos, porque eso son solo ciclos, la banca y el bancocentralismo tienen la culpa, viva la inflación, trabajad, vagos de siete suelas»; y
– mientras tanto, remansado ‘sine die’ de la corrección valorativa inmobiliara «contable» en una cuenta de Neto… que no computa como tal a la hora de obligar a reducir Capital.

Es una artimaña contable, ordenada por una disposición con rango de ley —aunque no es una Ley, sino una norma del Gobierno—, para no dar Pérdidas con todas sus letras, llamándolas «Ajuste contable que me obligan a hacer mientras nos recuperamos, Marujita». Esta artimaña les permitirá salir por la televisión diciendo que «la Sareb ya da Beneficios… antes de Ajustes», aparte del «Ya vendemos activos con ‘ganancias’», si es que los precios de venta son superiores a los de adquisición minorados precisamente en el ajuste negativo remansado —en caso de darse las pérdidas poco a poco, sí que podría haber beneficios contables de verdad, operación por operación, como pasa en todo banco malo genuino, no en la mierda esta que padecemos aquí—.

Este criterio contable tan excepcional nos condena a vivir en el futuro un momento duro, cuando la Sareb tenga que dar de sopetón las pérdidas por la corrección valorativa total habida —este Gobierno parece creer que no le tocará a él—. ¡Qué delicaditos estamos, que no podemos convivir con un banco malo ‘bueno’, dando sus pérdidas poco a poco! Recordemos que el traspaso de basura inmobiliaria a la Sareb se subordinó a las necesidades contables de las entidades transmitentes, todas quebradas de hecho y nacionalizadas; o sea, que los precios de adquisición de la basura por la Sareb son muy altos: por cobardía, no se quiso repartir la pérdida con las entidades transmitentes, hoy todas desaparecidas.

Nosotros vemos en este cambio de criterio contable un ansia de Re-Inmocongelación, en línea con la Re-Burbuja. Es el movimiento de ajedrez que le tocaba hacer al Gobierno de España, tan conservadorita, tan pisitófilo, tan creditófago. A ver qué ficha mueven ahora los mercados y la UE. Nosotros tenemos nuestra previsión, como saben: REPINCHAZO-2018 Y RE-RESCATE.

Al menos vamos a tener un renglón en el Balance de la Sareb a donde ir a reírnos.

Gracias por leernos.

Quelifóbicas transicionólogas

Gracias por su contestación, Maestro. Me ha recordado usted el discurso de Ratisbona de Ratzinger con su inmanencia y permanencia. Y no, no hay salida, ni este de los mejores mundos posibles: ese que sigue pensando como la pobre clase obrera tardofranquista -pensábanse clase media, infelices- “en casa como en ningún sitio”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s