SOMOS DOS MIL DIECIOCHISTAS.-

(Gran regalo navideño de Alexis Ortega, este delicioso artículo sobre Háry János, Kódaly, las catecolaminas y Pinocho. Mirando qué hay de Kódaly en Yotube, me he topado con esta joya:
https://www.youtube.com/watch?v=b055cHvLgtk
Lo nuestro, aquí, en internet, es un flashmob. ¿O no?
Para flashmobs, este:
https://www.youtube.com/watch?v=7EYAUazLI9k
Y este:
https://www.youtube.com/watch?v=b8nvPjKMDh0 )

LA TRIPLE A.-

1) AGUANTAR (los inmuebles)
2) AVESTRUZ (ante la realidad)
3) A…
– Agonizar [El Afilador]
– Ataúd [El Afilador]
– Aventar [R.G.C.I.M.]
– Airear [R.G.C.I.M.]
– Aparentar [sudden and sharp, Alexis Ortega]
– Adoctrinar [pianista]
– Apoquinar [pianista]
– Apurar [obcad]
– Avaricia [puede ser]
– Arreando [valensianet]
– Atesorar [saturno]
– Arruinar [epifanio]

Me gusta mucho ATAÚD. Es poético. Y resuelve:
Aguantar + Avestruz = Ataúd.

Aparentar es la prosa que resume todo. Está también detrás de las metáforas del hidalgo de caldo claro y de la comedia de gallinas, y en la injusticia conmutativa —usura— y la estafa.

G X L

SOMOS DOS MIL DIECIOCHISTAS.-

2018 no es solo una «dead line» contable, en cuanto a inmocongelación, aparte del paso del ecuador del segundo mandato de Mariano «El Registrador» Rajoy.

La victoria de Trump ha convertido 2018 es un punto de inflexión macroeconómico global.

http://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/8032110/12/16/Diez-consecuencias-de-Trump.html
– «La mala noticia puede esperar hasta 2018»

La victoria de Trump no da paz. Intranquiliza.

Antes de Trump, según los economistas orgánicos de todo el mundo, las cosas iban relativamente bien. No había que cambiar ningún rumbo. Solo había que perseverar en el proceso de «normalization», pero de forma gradual y suave. Algunos añadían que convenía distribuir la Renta un poco mejor, pero sin urgencias.

¿Entonces, a cuento de qué los gafes salen ahora en tromba a proclamar cuán pertinentes son las tres propuestas trumpianas para EEUU:
– reinflacionar [= precios al alza],
– estímulo fiscal [= tipos de interés —precio del dinero— al alza], y
– proteger frontera [= tipos de cambio —precios de las divisas— al alza]?

Los economistas orgánicos mundiales se han quedado sin discurso. Corretean como pollos sin cabeza. Cunde el desconcierto. De ahí lo delirantes que son algunas de sus deposiciones. No perdamos energía leyéndolas con detenimiento. Encima, tampoco pueden convertirse cínicamente a la nueva fe proteccionista-intervencionista nacionalista norteamericana, primero, porque no está nada claro que, al final, vayan ni siquiera a intentarse las tres memeces; y, segundo, porque, en lo que no es EEUU, lo que se supone que quieren perpetrar las nuevas autoridades fiscales norteamericanas puede ser letal, especialmente en el caso de países yonquis de deuda pública, como España.

Al miedo que normalmente tenemos a EEUU, se ha superpuesto otro espeluznante a los villanos de comic de superhéroes, que quieren inflacionarse sin esfuerzo, es decir, deflacionándote a ti.

Nosotros ya tenemos la vida jodida por culpa de «magnates inmobiliarios», de modo que lo que pretende Trump —y el multimillonariado popularcapitalista norteamericano, que no los capitalistas auténticos—, no nos va a hacer mucho más daño del que llevamos encima. Nosotros, que situamos en la sobrevaloración inmobiliaria la causa de la causa de la crisis, lo que querríamos es que la UE se re-deflacionara y el euro fuera, en efecto, fortísimo. Por tanto, ¡ojalá intenten hacer su mierda de política económica, sin que el sistema reaccione a tiempo!

Para abrir boca, los mercados no han recibido bien al trumpismo. Así, no es políticamente incorrecto decir que va a aguachirlarse o que lo van a castrar —y que el brexit va a fracasar «porque los británicos no se van a poner de acuerdo en cómo hacerlo»—. Y tenemos un dato que lo corrobora: los tipos de cambio de las divisas no le están yendo al alza al «pobretico» dólar norteamericano, sino a la baja. Él, queriéndose devaluar, pero los mercados apreciándolo. Mal empiezan, pues, teniendo que administrar este contratiempo. No nos riamos porque, si nosotros no tuviéramos nuestros ahorrillos en euros sino en una moneda mierdosa, a los dos miedos de que hablamos —a EEUU y a Trump—, se uniría el miedo a ella. Porque el flujo de capitales hacia el dólar norteamericano se explica menos por la simpatía que por antipatías —fugas—.

En España, tenemos otro dato no disimulable: el aviso de empeoramiento que está dando la prima de riesgo de nuestras emisiones de deuda.

¡Vaya situación más enrevesada la que nos están creando los antisistema popularcapitalistas con su resentimiento de perdedores!

Gracias por leernos.

EL INTENTO DE LOS TRES TRUMPAZOS.-

La política de los Tres Trumpazos —encarecimiento de bienes y servicios, dinero y divisas— fracasará. Pero lo hará después de haberlo intentado.

El intento no va a durar más de dos años.

Aceptemos que la economía norteamericana tiene una moneda demasiado fuerte para poder reinflacionarse saludablemente, exportar y sustituir importaciones; y que el euro, para la economía alemana, es una moneda más débil que la que tendría en solitario, propicia para su expansión comercial exterior, y que, por contra, para la economía española, es una moneda fuerte y disciplinante.

Bueno, pues lo que decimos es que, mientras dure el intento de los tres trumpazos, a la deflación consustancial al euro que nos viene de Alemania, se unirá la que venga por la reinflación norteamericana. La deflación estará ahí, aunque no se visualice en el índice oficial de precios, como se atisba ya al acordarse una revalorización corta de las pensiones en 2017.

Ahora añadan el sesgo al alza en los tipos de interés, en medio del Estrangulamiento Financiero Total Final español —reunión del Estado con familias y empresas, en las cimas heladas del hiperendeudamiento, por haberse alcanzado el límite fiscal, punto a partir del cual no puede financiarse más deuda pública con recaudación tributaria ordinaria—.

En estas circunstancias, con la presión deflacionaria redoblada, va a ser patético ver a los inmobiliarios españoles defendiendo la reburbuja, que recordemos que no se debe a razones mercado sino a la urgencia por desenladrillarse que tiene el sistema financiero.

Coincide que el estrés trumpiano va a durar el tiempo que resta para el repinchazo programado en España (cfr. Circular 4/2016, de 27 de abril, del Banco de España).

Es muy significativo cómo, en España, se está dirigiendo la propaganda inmobiliaria al estímulo de la «himbersión» en exprimeinquilinato de «millennials». Pero hay dos cosas que chirrían: ¡se les ha olvidado asegurarse de que no aumente la deuda y que los pisitos que se vendan no sean los de los popularcapitalistitas particulares, sino los atragantados en el sistema! Este «olvido» es la enésima tomadura de pelo a la UE.

En suma, cuanto mejor lo haga Trump, más consistente es el repinchazo en 2018.

Gracias por leernos

(Si hubiera que sintetizar el islam en una sola palabra, esa sería simpleza. Simple no es sencillo. Simple es lo contrario de complejo. Sencillo, de complicado. La simpleza se resume en dos noes: a) no-politeísmo; y b) no-mesianismo. Dicho en una sola frase y positiva: «Solo hay un Dios, Alá, y Mahoma, el sello de los profetas». La religión económica española es extremadamente monoteísta —dios Ladrillo— y Felipe ‘La Tatcher’ González es el sello de sus profetas —Mariano ‘El Registrador’ Rajoy y José Luis ‘El Viento’ Zapatero son dos de los ulemas de la escuela más rigorista, una suerte de ‘hanbalí-wahabbismo’—. En España, la cruzada «cristiana» bien entendida empieza por uno mismo, contra El Pisito.)

GRAN REGALO DE NAVIDAD DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNION EUROPEA A LA TRANSICIÓN ESTRUCTURAL ESPAÑOLA.-

http://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2016-12/cp160144es.pdf

¡Retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo en las hipotecas españolas!

La banca tendrá que devolver miles de millones de euros y el bolsillo del contribuyente ya está comprometido con la consolidación fiscal.

La única solución preservadora de la estabilidad del sistema financiero es que la banca movilice los ladrillos que tiene Aguantados y se deje de tanta Avestruz & Ataúd. ¿Acaso no son «riqueza» y «ya nos estamos recuperando»? Todo lo que no sea esto no va a ser entendido por los acreedores y los mercados. ¿La cadena y bola hipotecaria española no era tan «cojonuda», por esclavizar a tipos variables bajo el Principio de Responsabilidad Patrimonial Universal del art. 1911 del Código Civil?

Hace días dijimos que 2016 no había terminado. ¡Toma!

Gracias por leernos.

pisitófilos creditófagos

BrTr = [SD/SL]^2 .-

El brexitrumpismo (BrTr) es la socialdemocracia/socioliberalismo (SD/SL) al cuadrado.

El hombre-jarrón de la SD/SL mundial es Krugman. En su planfleto «Seducidos y traicionados por Donald Trump», se queja de que quien vota BrTr son «trabajadores ‘blancos’ (sic, «white») sin título universitario». Añade que esta clase social se estaría equivocando votando BrTr porque pone en riesgo supuestas grandes conquistas SD/SL, como el «Obamacare».
http://www.nytimes.com/es/2016/12/05/seducidos-y-traicionados-por-donald-trump/

Krugman es un gafe. Te equivoca.

El conjunto rentista improductivo Pisito-Paguita-Cartillita-Sueldazo, financiado contra las rentas primarias originarias capitalistas del Trabajo & Empresa, tiene DOS TRAMOS:
– el tramo «ESTADOBIENESTARISTA» (EdB), que se remonta a los 1870 (Bismarck), cuya función es AMORTIGUAR las contradicciones del sistema capitalista, y es un importe cierto del PIB-Renta que depende de condiciones objetivas (demografía y empleo); y
– el tramo «POPULARCAPITALISTA» (CP), que se remonta a los 1910 (Segunda Internacional), cuya función es SUBLIMAR las contradicciones del sistema capitalista, y cuyo importe depende de condiciones subjetivas (avaricia y miedo).

El EdB es un elemento principal del sistema. El CP es accesorio, incluso puede ser antisistema. En efecto, el tramo CP del rentismo improductivo se ha descontrolado desde el triunfo el ANTIINFLACIONISMO, tras la mal llamada crisis «del Petróleo» de los 1970 —agotamiento del statu quo financiero internacional de Bretton Woods-1944—.

El tumor maligno CP ha dado lugar al surgimiento de una nueva clase social regresiva: el multimillonariado popularcapitalista. Según su ideología falsocapitalista, la riqueza no proviene del Trabajo & Empresa, sino de circunstancias tales como haber nacido antes de 1955, o tener el nombre inscrito en determinados registros públicos, o no tener escrúpulos contra los compañeros en el trabajo.

Se puede ser anticapitalista de dos formas: para adelante (comunismo) o para atrás (neofeudalismo/neoesclavismo). El multimillonariado popularcapitalista es anticapitalista para atrás.

El sistema capitalista se ha visto obligado a reaccionar, por la amenaza a su supervivencia que supone la maduración del modelo popularcapitalista —al final, nadie trabaja ni emprende—. Y lo ha hecho a tiempo, en la segunda mitad de los 2000, pinchando ordenadamente la burbuja popularcapitalista e iniciando la transición al modelo que llamamos Era Cero.

De existir «conquistas» SD/SL, las genuinas estarían en el ámbito CP, no en el EdB.

Votan BrTr los popularcapitalistitas resentidos contra el capitalismo porque éste, para sobrevivir, en determinado momento, ha necesitado combatir la extracción abusiva de rentas improductivas.

El propio Krugman, junto con el mismísimo Trump, en Manhattan, unas cuantas manzanas más al oeste, tiene su ahorro «himbertido» en los artefactos improductivos popularcapitalistas con los que, en teoría, los obreros se subliman en «capitalistitas».

Krugman raja contra el voto BrTr con la boca pequeña porque lo exige su papel, pero es consciente de que el experimento neofascista BrTr es el último cartucho SD/SL para la defensa del tramo popularcapitalista del rentismo improductivo.

La avaricia (burbuja) no explica el BrTr, sino el miedo (reburbuja).

El BrTr es la SD/SL madura y en retirada, oponiéndose a la transición a la nueva manera capitalista de distribuir la Renta que viene con la Era Cero, intentando defenderse mediante proteccionismo e intervencionismo nacionalista.

Con la muerte del modelo popularcapitalista, muere la SD/SL tal y como la hemos conocido desde los 1980 (cfr. el PSOE Renovado, no-Histórico, de Felipe ‘La Tatcher’ González).

TENEMOS CALADOS A LOS BREXITRUMPISTAS. Son millonetis o alevines de millonetis, sinvergüenzas extractores improductivos de rentas, aupados por lametraseros resentidos, nacionalistas étnico-culturales, fascistoides, «rednecks & white trash» (1) y «canis» (2); prometiendo «salvarnos» de la banca y los políticos mediante TRES ENCARECIMIENTOS:
– bienes y servicios (inflación),
– dinero (tipos de interés), y
– divisas (tipos de cambio).
Van a fracasar —el Capital, China, Rusia y la UE les pueden y la Era Cero es ineludible—, pero lo van a intentar; y ese INTENTO es una oportunidad para nosotros, los estructuraltransicionistas españoles, dado nuestro Estrangulamiento Financiero Total Final.

Vayan enfriando el «Dom Pérignon». La obscenidad BrTr —como en su día fue aquí el «gilygilismo»— es muy buen acelerante: ocho trimestres, y listo. El BrTr es impotente para movilizar a las masas. Es intrascendente. Es pura inmanencia. Es mero Pensamiento Pabloescobargaviriano: «Plata o plomo». Todo brexitrumpista es consciente de lo solo que está.

El REPINCHAZO será en 2018 (cfr. Circular 4/2016, de 27 de abril, del Banco de España), encima con disgustos tan de fondo como la declaración judicial-UE de retroactividad de la nulidad de las cláusulas suelo en nuestras hipotecas, que se suponía tan perfectas.

Gracias por leernos y feliz Navidad.
___
(1) Redneck & white trash
https://c1.staticflickr.com/5/4002/4660935305_75fa133cd3.jpg
http://americannewsx.com/testsite/wp-content/uploads/2016/04/2016-aa-aa-aa-Donald-Trump-Redneck.jpg
(2) Cani
http://images.slideplayer.es/2/142711/slides/slide_3.jpg

NO SEÁIS CLINTONTOS.-

Hay quien, nada descaminado, tiene la tesis de que el fenómeno brexitrumpista (BrTr) es la reacción lógica «de derechas» al capitalismo globalizado «de amiguetes», al que llaman «crony-globalism», entre cuyos seguidores estarían los «clintontos», palabra que evoca a la socialdemocracia/socioliberalismo (SD/SL) a través del nombre de quienes osaron disputarle el puesto al «America-great-again-maker». Veánlo aquí:
http://www.vozpopuli.com/macro_matters/inflacion-Trump_7_976472344.html

Por otra parte, hay quien está tan en contra de la contemporización SD/SL que prefiere la obscenidad neofascista BrTr.

Nosotros creemos que BrTr y SD/SL están en el mismo saco. El BrTr solo es una de las modalidades SD/SL del tardopopularcapitalismo, del mismo modo que el fascismo/nazismo fue la SD/SL desquiciada por el nacionalismo étnico-cultural en que culminó el romanticismo. Nunca olviden que Mussolini había sido un gran militante socialista y que el nombre del partido de Hitler contenía la palabra socialista. Que Trump sea tan hortera debiera hacerte pensar —la etiqueta de hortera es un arma de defensa de «la clase» contra el «parvenu» rechinante—.

Para nosotros, la confrontación Trump-Clinton es una lucha que se da dentro del bando enemigo. Estamos obligados a sacar tajada de ella.

Nosotros tenemos en la cabeza el advenimiento de la Era Cero —Triunfo del Antiinflacionismo— y la Transición Estructural 2025; que son las propuestas del algortimo capitalista en sustitución del popularcapitalismo y en defensa del Capital y del Trabajo & Empresa, en contra del rentismo improductivo abusivo.

La burbuja popularcapitalista ochentera es un fenómeno esencialmente SD/SL, parasitario del Estado del Bienestar (EdB). Se ha llegado tan lejos que los popularcapitalistas están proponiendo quemar madera del EdB —gasto público en pensiones no usureras— con tal de preservar algunos de sus negocietes piramidales intergeneracionales —plusvalías inmobiliarias usureras—.

Fíjense lo enferma que está la sociedad SD/SL que, en esta reburbuja inmobiliaria, lo que se vende no es la avaricia del mercado alcista, sino el miedo estabilizado que, entre otras cosas, obliga a «vivir de alquiler». Dicho con hipercinismo:
– «Gracias, Señor, por este jugoso filón que es la pobreza de nuestros hijos».

No es gratuito que Trump sea un «magnate inmobiliario».

El resentimiento de los popularcapitalistas formaba parte del guion. Lo que no estaba previsto era que alcanzara éxitos tan importantes como ganar un referendum separatista anti-UE y colarse en la presidencia del Gobierno de EEUU.

A nosotros, los estructuraltransicionistas de la eurozona, nos interesa un euro fuerte, es decir, que los tipos de cambio en formato forex que tienen al euro en el numerador (EUR/x) tengan presión para arriba, y los que lo tienen en el denominador (x/EUR), para abajo. Porque un euro fuerte es consistente con la deflación —abaratamiento de todos los bienes y servicios— y con un nivel bajo de tipos de interés —abaratamiento de la financiación—; y ambas cosas no son una opción, sino el signo de nuestros tiempos:
– la deflación no es pasajera; se debe a causas endógenas, por estar tan desarrollados; para más inri, además tenemos un plus de deflación muy importante por causa del hiperendeudamiento creado por el delirio popularcapitalista; y
– los tipos de interés bajos, aparte de formar parte del iceberg deflacionario, son imprescindibles, precisamente, para administrar dicho hiperendeudamiento, ya contagiado a las finanzas públicas.

Si la política económica BrTr de los Tres Encarecimientos —precios, dinero y divisas— tiene éxito, en la UE entraríamos en peor de los escenarios posibles:
– el iceberg deflacionario se engrandaría; sin embargo,
– el nivel de tipos de interés se vería presionado al alza; y
– el euro estaría demasiado fuerte para la actividad económica dada y esperada.

Aparte, en caso de éxito BrTr, estaría el debilitamiento de la acumulación de Capital en Occidente y el correlativo avance de posiciones de China y Rusia, que por causas distintas, sí tienen capacidad de reacción inmediata a los atropellos BrTr.

La esperanza en la eurozona es que triunfe el capitalismo cuanto antes —ocho trimestres— y, por tanto, fracase el BrTr. Que los boicoteadores de la Era Cero se den de bruces contra la tozudez de la acumulación capitalista. Que su delirio se quede en un mero intento. Es decir, que se consolide la imagen de tomadura de pelo que tiene ya el BrTr. Es en este período de intento donde nosotros vemos la oportunidad para la Transición Estructural en España, porque consideramos que, dado nuestro Estrangulamiento Financiero Total Final, seremos el pelo que euro se dejará en la gatera por culpa de la fanfarronada BrTr.

Para los popularcapitalistas españoles, el BrTr es muy mala noticia. Los «tontos», en España, son quienes, estando «himbertidos», se alegran de que en las áreas monetarias contrarias al euro se pongan en marcha operaciones de salvamento popularcapitalista.

No obstante, lo peor del intento brexitrumpista está por llegar.

No sabemos si todo esto que ustedes acaban de leer es «whisful thinking». Dios quiera que no. Pero, pase lo que pase, desde luego, lo que vivimos y lo que viene no es bonito. Estamos muy asustados.

Gracias por leernos.

Anuncios

Un comentario en “SOMOS DOS MIL DIECIOCHISTAS.-

  1. creo que los masones andan despistados sobre lo que se ha puesto en marcha en Occidente. Aunque han hecho grandes avances en su intento de desoccidentalización, las probabilidades de éxito son cero. Eso sí, dejando millones de asesinados en el tcamino. Pero bueno, esto es completamente secundario para estos tarados.. Tan tarados como los popularcapitalistas y no pocas veces coincidentes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s