EL CAPITALISMO NO ES NINGÚN MITO.-

(Dice Alexis Ortega, con toda la razón: «Trump es un alumno aventajado… hijo de las élites que ahora dice combatir… no estamos pues ante un cambio… es solo una vuelta de tuerca más». En efecto, Trump es más de lo mismo, pero en versión grosera. ¿Qué ha habido de bueno en la economía desde que comenzara a pinchar la burbuja inmobiliaria, en otoño de 2006, y que justifique el desarrollo tan alucinante que se contempla en el gráfico 1987-2017 del índice Dow Jones?
http://blogs.cincodias.com/.a/6a00d8341c760153ef01b8d258a005970c-pi

Se masca la tragedia.)

EL CAPITALISMO NO ES NINGÚN MITO.-

El capitalismo no es un significante vacío.

Lo que pasa es que hay tantos conceptos erróneos en relación con él —para justificar el «todos capitalistitas», decimos nosotros—que no es fácil no contaminarse y no obnubilar la mente renunciando a comprenderlo.

¿Acaso tú no vas a morir algún día?

«Primum vivere deinde philosophari». El problema está en que la sencillez no vende, dado el rococó popularcapitalista, cuyo «primum vivere» es tan carísimo.

¿El Obamacare, el TPP y México —los tres desguaces, por ahora, del arrebatado Trump— son soluciones a problemas reales que tiene el capitalismo.

El capitalismo está por encima de «millonariado popularcapitalista», esos villanos tan relucientes, con tanto sexy para ‘las masas’, pero que siempre acaban destrozados por los superhéroes.

Si el capitalismo no es un mito, ¿lo son autónomamente sus algoritmos? No. El capitalismo se manifiesta a través de sus algoritmos (*), lo que nos permite anticiparnos razonablemente a su evolución, con mayor o menor exactitud —ahora, con la previsión de REPINCHAZO 2018—. Los algortimos definen lo que llamamos el Ortograma, el plan implícito del que depende la supervivencia.

Desafortunadamente, insistimos, las previsiones que salen de los algoritmos no venden —y las facturas a pagar todos los meses son importantes, sea quien sea el filósofo pensante que nos esté vendiendo su libro—. Eso hace que no se hable del Ortograma o, peor aún, que sea presentado como indeseable y eludible. Así se acaba odiando al futuro real. Y, como éste se lee en el presente, se niega la lectura del presente.

El presente es distópico. Pero no estamos en deuda con ningún futuro ideal. Las utopías son objetos conformados en el pasado. Como siempre, con lo que estamos en deuda es con el pasado. Pero el tiempo es inevitable y, lo queramos o no, vamos a progresar, pero no hacia el futuro ideal, sino hacia el real, que ya está escrito, aunque no queráis o podáis leerlo.

Es el capitalismo lo que está haciendo fracasar al brexitrumpismo, que no es sino popularcapitalismo desquiciado al verse perdedor.

Gracias por leernos.
___
(*) El Ortograma no tiene nada que ver con el Big Data.

pisitófilos creditófagos

Errata importante. Sobra la interrogación en la frase del Obamacare, el TPP y México, etcérera.

Lancritux

Volvemos al XVI, tras la anglobalización viene la Angloautarquía. Trump e s bueno porque nos cuenta la verdad. Trump trae la dialéctica. No hay cuarteles generales de un todo armónico, no hay gobiierno mundial que so organiza en cinco estamentos: local, regional, nacional, supranacional y mundial. No, hay lucha y guerra. Con Trump vuelve Heráclito que es la lucha permanente.

Trump toma posiciones para la próxima guerra, simplemente. Nosotros sabemos que es el enemigo y por esos es bueno. Lo que le pase a Soros nos da exactamente igual .

https://elrepublicohispanoblog.wordpress.com/2017/01/26/anglobalizacion/#more-511

GxL

pisitófilos creditófagos

(El cuarteto de cuerda, de por sí, es un género perfecto. Mozart, que dialogó con Haydn a golpe de cuartetos, tiene uno perfectísimo… ¡que se llama «Disonancia»! Un violín, un chelo y una viola aportan la consonancia, mientras el segundo violín, se arriesga con la disonancia. Escuchen y lean aquí el primer movimiento:
https://www.youtube.com/watch?v=08uY0-ehL-w
No todas las discrepancias chirrían; las hay imprescindibles para el equilibrio. El dólar norteamericano está muy sobrevalorado:
http://www.economist.com/content/big-mac-index
Pero no es una discrepancia de equilibrio. Es una contradicción. Es un pitido estridente. Es la piedra de toque que revela la necedad del reinflacionismo y anticipa el fracaso de Trump —lo «fracasará» el capitalismo—. Así, y con un innecesario rally bursátil —irracionalidad dentro de la irracionalidad… para aprovechar y forrarse— es como el capitalismo ha recibido a un macho alfa del ladrillo que solo sabe dar puñetazos en la mesa —Obamacare, TPP, México—, ruidos estruendosos en el concierto capitalista.)

LA MITIFICACIÓN POPULARCAPITALISTA NO ES LA PEOR A LA QUE SE HA ENFRENTADO EL CAPITALISMO EN SU HISTORIA.-

El capitalismo —y su Estado— no es un mito. Es una realidad compleja, aunque sencilla: propiedad privada del Capital, es decir, del Trabajo Neto acumulado, e imperialismo norteamericano. Pero el capitalismo es objeto de mitificaciones: la subjetividad valorativa, el realismo especulativo del Capital —el Capital no siendo lo que es sino lo que descontamos que creemos que será—, la llamada «ley» de la oferta y la demanda», o el todos capitalistitas que nos ha tocado en nuestra época.

El capitalismo tiene sus relaciones de causalidad, algoritmos y ortograma, que son realidades —no mitos— sencillas aunque complejas.

Nosotros no estamos diciendo que el capitalismo sea bueno, sino que el popularcapitalismo —cuyas raíces últimas están en el seno del movimiento obrero, al tiempo de la ruptura comunista— es disfuncional para el capitalismo, a diferencia del Estado del Bienestar; y que la crisis estructural que vivimos no es sino consecuencia del progreso capitalista, que ya nos ha metido en lo que llamamos Era Cero, para disgusto de los rechinantes pisitófilos y creditófagos, que se han echado al monte resentidos contra el capitalismo.

Todos estamos de acuerdo en que el presente está mal. Diferimos en por qué lo está. Unos dicen que es porque el popularcapitalismo, al que aman, está siendo obstaculizado por todavía no sabemos muy bien qué, porque no se ponen de acuerdo: que si las autoridades monetarias, que si las fiscales, que si el establishment y su dictadura de lo políticamente correcto, que si China, ahora que si México, etc.—. Otros, por contra, decimos que es por la resistencia que está oponiendo el popularcapitalismo a su sentencia de muerte dictada por el capitalismo.

Se mistifica diciéndole a la gente que está en deuda con un futuro ideal que tiene la obligación de honrar; que ese futuro ideal estaría bien descontado en el pasado —incluso en sentido estricto, hipotecándonos—; y que su gloriosa realización estaría resultando decepcionante por falta de «pantalones» para abordar determinados problemas técnicos —liquidacionismo, destrucción de la UE, holocausto mexicano, represión de la «anti-anglobalización», etc.—.

No. Con lo que estamos en deuda es con el pasado, donde hicimos cosas feas que han traído este presente distópico y que están trayendo el futuro real, muy poco parecido al que ideamos.

Nosotros nos limitamos a ver qué es lo que tiene que pasar. Eso no quiere decir que, en efecto, vaya a pasar, ni que renunciemos a hacer que pasen las cosas que a nosotros nos viene bien que pasen. De determinismo, nada. De hecho hay una confabulación para intentar que no pase lo que el capitalismo quiere que pase y, de momento, está teniendo éxito— Reburbuja y El Intento—. Pero esta vez nos tememos que sí que va a pasar lo que tiene que pasar —lo difícil fue el Turning Point 2006—. El futuro sí es previsible y lo grueso se prevé viajando al fondo del presente. No hay que acudir a ningún vidente para saber que, si no quitas la mano del fuego, te quemarás.

El brexitrumpismo no puede no fracasar.

Será en 2018, y lo anticipará la Bolsa.
http://blogs.cincodias.com/.a/6a00d8341c760153ef01b8d258a005970c-pi

Pero tal y como está sucediendo todo, cualquier cosa puede pasar antes.

Gracias por leernos.

pisitófilos creditófagos

TRUMP ES ACUSADO DE ESTAFA INMOBILIARIA EN TIJUANA.-

La avaricia de Trump no pudo con Tijuana:
https://en.wikipedia.org/wiki/Trump_Ocean_Resort_Baja_Mexico

Puede no ser casual que las obras del muro mexicófobo de Trump se inicien dentro de un par de meses en la colonia El Nido de las Águilas, de Tijuana.

Si estamos ante un ajuste de cuentas, preparémonos también en la UE, por lo mismo, pero en Stuttgart:
https://en.wikipedia.org/wiki/TD_Trump_Deutschland

Cuanto más sabemos del personaje, más horripilante se nos hace.

Los estructuraltransicionistas estamos muy de enhorabuena. Trump es el mejor acelerante posible.

Cuando decimos que «será en 2018», nos referimos a la cumplimentación de la subfase de la Transición Estructural 2025 que llamamos Repinchazo: el desinflado ordenado de la Reburbuja, es decir, la recuperación de la conciencia tras esta suerte de coma farmacológico inducido al que estamos siendo sometidos, cuyo objetivo es desenladrillar lo máximo posible a la banca antes de la corrección valorativa final —en España, no está saliendo bien la operación porque ni está disminuyendo el stock-banca como debiera, ni está financiándose la reburbuja con depósitos—.

Observamos que, en España, absolutamente todos están en contra de Trump. Nadie se compromete con él. Todos, también, están contra el brexit. Están posicionándose contra el brexitrumpismo incluso quienes viven de tener la bocaza llena de los mitos popularcapitalistas. ¡Ja, ja, ja!

Los mitos popularcapitalistas de la subjetividad valorativa, del realismo especulativo del Capital y de la «ley» de la oferta y la demanda son típicos del falsoliberalismo. El del todos capitalistitas vía «himbersión» inmobiliaria, del falsosocialismo y la ultraderecha:
– «No queremos una sociedad de proletarios, sino de propietarios».
http://recursos.march.es/linz/I73814.pdf
Hubo que esperar hasta Felipe, un Franco «de izquierdas», para pretender realizar esta entelequia anticomunista, que se remonta a la Segunda Internacional. Pero ser proletario es, sencillamente, vivir de la obtención de rentas salariales. Al final, la realidad se impone al mito: sin Trabajo, no hay Capital. Sin proletarios no hay capitalismo. El delirio acaba en estrangulamiento financiero, total en el caso de España. Y el capitalismo ha dicho basta a las fantasías animadas de ayer y de hoy del popularcapitalismo. Ni Trump, ni brexit, ni Rajoy, ni leches. Repinchazo y Era Cero. Esto es lo que hay. Ya no puede negarse. Perdedores y rocamboles solo intentan retardarlo. Y empezamos a ver que El Intento acabará como el rosario de la aurora, con todos blandiendo facas:
http://www.cuchilleriasimon.es/wp-content/uploads/2015/04/28027-1024×632.jpg
No hay mal que por bien no venga. Esta forma de acabar garantiza que nunca jamás volverá a haber ninguna burbuja inmobiliaria.

Gracias por leernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s